A dos toques

Abandonó el fútbol a los 25 años, renunció a su trabajo en un banco para ser técnico y ahora dirigirá a Newbery

Sergio Masa, el nuevo técnico de Jorge Newbery tiene una historia particular: hizo inferiores en Gimnasia y Tiro de Salta y Boca Juniors y jugó su carrera en el ascenso, pero colgó los botines a los 25 años. Luego de una vida como bancario, en 2019 decidió volver al fútbol, consiguió el ascenso al Federal A y ahora llegará a Comodoro, donde el objetivo de ascender al Lobo. “Estoy contento porque es una nueva oportunidad de trabajo para aprovechar al máximo”, dijo a PDC.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

De futbolista a bancario, de bancario a entrenador. Sergio Maza es el nuevo entrenador de Jorge Newbery. El DT salteño llegará el próximo fin de semana para sumarse al Lobo, equipo que buscará el ascenso al Federal A.

Este martes, dialogó con Pasta de Campeón. A 2700 kilómetros de la ciudad del petróleo contó sus sensaciones y cómo se dio su llegada al aeronauta. “Estoy contento porque es una nueva oportunidad de trabajo para aprovechar al máximo. Hay que brindar todo de nuestra parte como cuerpo técnico. Gente cercana presentó mi currículum.  Siempre pasa que cuando uno dirige quedan relaciones; me preguntaron si había posibilidad de poner mi currículum y dije que sí. Y Newbery tiene una dirigencia sería. Yo tuve la suerte de tener buenas referencias, tuve una charla, me dieron señales de buenas vibras y pudimos llegar a un acuerdo“.

Respecto a que lo sedujo a venir a la Patagonia, el entrenador aseguró que lo principal en estos tiempos y en su carrera es que lo hayan elegido y le hayan dado una posibilidad de trabajo. “Lo que me sedujo fue que me eligieron a mí; es muy valorable. Newbery tiene un acompañamiento serio, y básicamente lo que más me puso feliz es que me eligieron a mi”, indicó.

Maza, quien este año tuvo un paso por Sansinena, pero renunció porque sintió que no tenía acompañamiento de la dirigencia, llegará a Comodoro junto a su ayudante de campo. Tiene previsto que el fin de semana viajen a Comodoro y presencien el clásico de la ciudad, que se disputará el lunes. 

En su currículum el entrenador tiene una interesante trayectoria. ya que solo hace tres años comenzó a dirigir.

En la entrevista con PDC y ADNSUR, contó que se formó en Gimnasia y Tiro de Salta donde hizo inferiores y llegó a jugar en Primera. También tuvo un paso por las inferiores de Boca Juniors, pero decidió irse e hizo su carrera en el ascenso, principalmente en  Gimnasia y Tiro de Salta, aunque tuvo un paso por Ñuñorco de Monteros y Sportivo Belgrano de San Francisco. Sin embargo, a los 25 años, cuando todavía le quedaba mucho camino por recorrer decidió colgar los botines. 

“Es rara mi historia en cuanto al fútbol”, admite, “porque después me desentendí, fui cajero de un banco y en 2017 comencé a dirigir un equipo, como hobby y después hice el curso y volví a dirigir”.

Maza decidió dejar la estabilidad que otorga trabajar en un banco y volver al fútbol, el lugar que lo hace feliz. Respecto a esa decisión, el entrenador asegura que “es una forma de ver la vida o de pensar. Llegó un momento que ya me daba fobia entrar al banco, y dije ya está, di 14 años de mi vida acá’ y hasta ahí había llegado mi esfuerzo, porque el fútbol es pasión para mí, de chico. Le dije a mi señora y me bancó, me bancó mi familia”.

En 2019 Maza logró el ascenso con Gimnasia y Tiro de Salta y ahora le llega la oportunidad de dirigir a Jorge Newbery, el equipo que cayó ante Liniers y quedó en la puerta del ascenso. El fin de semana llegará a la ciudad, pero no se desespera.

“Hay que estar tranquilo, uno entiende que Newbery mueve mucha gente, es muy pasional, pero yo, como técnico, y los jugadores tenemos que ocupar el rol que nos toca”, dice y agrega, “Estos son procesos, este torneo es más corto que el Federal pero no deja de tener la adrenalina y equipos que buscan el mismo sueño. Por eso hay que estar tranquilos, llegar a los jugadores, que sepan que Jorge Newbery es un equipo que tiene que ser protagonista, que no significa que le faltes el respeto a nadie, y hacer el doble de esfuerzo porque los equipos chicos que le quieren ganar por ser un equipo grande”, sentenció, el entrenador que alguna vez trabajó en un banco, arriesgó todo por el fútbol y hoy tendrá su primera experiencia en la Patagonia.