A dos toques

Chiquito Romero tuvo su debut en Boca: “Nunca bajé los brazos, nadie me apuraba”

El arquero surgido de la CAI de Comodoro Rivadavia sumó sus primeros minutos con la camiseta del “Xeneize” ante Everton de Chile, en San Juan. “Ahora hay que apuntar al partido con Racing”, lanzó.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

Sergio “Chiquito” Romero atajó por primera vez en Boca tras su llegada hace 5 meses. El arquero formado en la Comisión de Actividades Infantiles de Comodoro Rivadavia estuvo presente en los primeros 45 minutos del amistoso ante Everton en San Juan y tuvo un sobria actuación.

El guardameta había sido anunciado como refuerzo el 8 de agosto pasado, las lesiones -principalmente una molestia en su rodilla derecha que lo obligó a pasar por el quirófano- dilataron su estreno.

Sin embargo, este pasado viernes por la noche tuvo su esperado debut y lo hizo de gran manera. Fue titular ante el elenco chileno por el Torneo de Verano en el Estadio Bicentenario de San Juan y al cabo del primer tiempo lo reemplazó Leandro Brey, como estaba estipulado de antemano. Incluso, fue exigido en un par de ocasiones y respondió con soltura para la tranquilidad de los hinchas de Boca.

Tras el partido, habló sobre su lesión y el trato que recibió por parte de la institución, soltó: “Siempre me dieron la tranquilidad para que me ponga bien, nadie me apuraba. Lo mismo me dijeron Román, Cascini, el Chelo (Delgado), el Patrón (Bermúdez), que fueron los primeros en hablarme cuando se me soltó un pedacito de cartílago”.

“El trato fue espectacular desde que llegué, me permitieron tomarme mi tiempo. Responder las dos veces que la pelota fue al arco y en el centro fue importante. Estoy bien, lo que planificamos de volver a la Argentina con la familia fue una buena elección, y a un club espectacular. Trabajando día a día las cosas van a salir bien”, añadió Romero, subcampeón del Mundial de Brasil 2014 con la camiseta de la Selección argentina.

Para finalizar, Chiquito sentenció: “Terminé bien, estoy contento por haber vuelto a jugar. Estuve mucho tiempo parado, demasiado entrenamiento… Pero contento, agarrando ritmo. Hicimos una linda pretemporada en diciembre y a partir de ahora ya hay que apuntarle al partido del viernes con Racing. En este tiempo pasaron muchas cosas por mi cabeza, pero lo importante es que nunca bajé los brazos. Sabía que en algún momento se iba a dar”.

Historias PDC

A dos toques