Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Desde la cuna hasta la presidencia: la historia de Valeria Schuler, la primera mujer que llega al máximo cargo de Petroquimica

Valeria Schuler está ligada a Petroquímica desde que tiene noción. Vivía cerca del predio y el club pasó a ser su segunda casa. Muchos años trabajando con pasión y sin pedir nada cambio la llevaron a lograr algo histórico:  ser la primera presidente mujer de la institución de Km. 8. A su vez, el handball -disciplina que practica hace más de 30 años- también le dio una grata sorpresa la misma semana en que asumió en el "Verde" y los jugadores la eligieron como representante ante la comisión de atletas de la Fe.Chu.Ba. 

 

Valeria junto a su familia vivían cerca del gimnasio de Petroquímica y de a poco ella lo transformó en el patio de su casa. Amistades, familia, risas , llantos y mucho más vivió en estas tres décadas en el club.

 

“Con mi hermana fuimos al Cemento cuando tenía 10 años por una familia cordobesa que había llevado el handball al club. De ahí nunca paré. Son más de  30 años ya. Hice un parate sólo cuando tuve a mis hijos, pero molestaba al doctor siempre para ver cuándo podía volver a entrenar (risas)", contó Valo.

 

Por sus capacidades debutó en primera división a temprana edad, obviamente en otros tiempos del deporte . Sobre esto, la presidente de Petroquímica, recordó: "a los 13 años jugué en primera y nos fuimos de viaje a Viedma. Tenía muchos nervios, porque las más grandes nos hacían sentir el rigor. Eso fue bueno porque uno se va haciendo".

 

Más allá de grandes logros deportivos en su club y con el seleccionado provincial, hubo lazos de amistad que se transformaron en familia y un grupo de chicas que traspasan la pasión de generación en generación. Algunas, comparten cancha hace más de 25 años además de muchas anécdotas.

 

 

"Todos los días estábamos en el club. Tengo el agrado de jugar con las mismas chicas que jugábamos a los 10 años. Son años de amistad, algunas somos madrinas de hijos. Es todo familiar", remarcó.

 

De a poco descubrió que la hacía feliz trabajar con chicos e inculcarles el amor por el deporte y el sentido de pertenencia.  Antes esto, admitió: "hace más de 15 años estoy a cargo de las formativas del club. Me encanta estar donde hay niños. Mientras ellos estén con la mente ocupada yo soy feliz. En la escuela de mis hijos estoy en la cooperadora y  siempre recluto nenes para handball".

 

El balonmano le permitió conocer el país viajando tanto como jugadora o asistente técnica de su club, refuerzo de otro o formando parte de la selección de Chubut. Uno de los viajes que atesora es cuando fueron a Bariloche a un Nacional.

 

"Pudimos compartir con nuestros hijos. Alquilamos dos Trafics para ir. Éramos 12 jugadores y 13 niños. Nos decían las conejas en el torneo (risas). Queda en el corazón verlos alentandote en la tribuna. Salimos terceras ", rememoró.

 

 

Obviamente sus hijos también han hecho handball. El más grande ha pasado por varios deportes en el "Verde", pero la más chica sí está ligada sólo a la disciplina donde su madre se destacó. Al consultarle sobre ellos, Valeria  se sinceró y dijo: "no les quedó otra  que hacer handball. Mi sueño es compartir cancha con mi hija en la primera y ahí me retiro".

 

Después de mucho tiempo en el club, hace 4 años se animó y  formó parte  de la comisión. Hace algunos días atrás hizo historia y marcó un precedente en el club de Km. 8: la eligieron presidenta.  Su elección fue sorpresiva, ya que su antecesor, Lucas Campillay, comunicó su renuncia por problemas de tiempo  en una reunión y ahí nomás votaron y quedó ella.

 

"Me preguntaron si tenía el tiempo y las ganas para serlo. Dije que sí y acá estoy. Estoy feliz. Es un orgullo para mí después de estar tantos años dentro del club. Mucha gente me apoyó. También fue novedad que haya salido del handball y no del fútbol", afirmó.

 

A su vez, dejó bien en claro que si bien ella salió del balonmano, será parcial porque no le gustaba cuando no lo eran con el deporte que ella practicaba, y enfatizó: "tenemos muchas disciplinas y hay que ser equitativos. vamos a continuar con lo que veníamos  trabajando con Lucas (Campillay), ya que yo estaba en su comisión"

 

"Ahora también  a trabajar con el gimnasio centenario que va a permitir tener  la cancha reglamentaria de handball y eso va a descomprimir el Cemento. Tenemos cupos limitados porque son muchos los chicos que van a entrenar", añadió.

 

El proyecto de la nueva infraestructura firmada hace poco con la Municipalidad está planificado  a 3 años y se daría en el año del aniversario número 100 del club.

 

"Sería hermoso. Nosotros junto con la empresa vamos a trabajar mancomunadamente. No  vamos a esperar recibir sólo  aportes del municipio, que siempre nos apoya por suerte. Nos comprometimos", recalcó Schuler.

 

Los días previos a ser designada como autoridad máxima de "Petro", también los jugadores mediante votación la habían elegido como representante de atletas ante la comisión de atletas de la Federación Chubutense de Balonmano.

 

Sobre esto, subrayó: "voy a llevar el voto y las inquietudes  a las reuniones de la comisión directiva. Me puso muy contenta que me hayan elegido".

 

 

Otro de los temas que tocó  Valeria es algo que siente como  una materia pendiente que tiene la institución y que espera poder poner en práctica. "Para el fútbol femenino no tenemos espacio físico. Sinceramente no nos da. Ojalá podamos sumar pronto. Me encantaría", acotó.

 

Sin dudas su designación  marcará un antes y un después en Petroquímica, como lo fue lo de Marta Casas en Laprida y la gestión de Karina Thomas en la Comisión de Actividades Infantiles.

 

"Me gustaría que en un futuro no muy lejano más mujeres estén al frente y deje de ser una novedad. Precisamos más mujeres al frente de instituciones", finalizó la presidenta de Petro.

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR: