El chubutense que jugará en la 5ta categoría italiana

Emiliano Santos nació en Playa Unión hace 22 años,y realizó las formativas en Germinal antes de irse a Olimpo de Bahía Blanca. Acordó su vínculo con el club Manfredonia Calcio 1932, equipo que milita en el quinto nivel del fútbol italiano.   El chubutense Emiliano Santos aprendió a patear una pelota en Playa Unión hasta […]

Publicado el viernes 7 de agosto de 2020
El chubutense que jugará en la 5ta categoría italiana

Emiliano Santos nació en Playa Unión hace 22 años,y realizó las formativas en Germinal antes de irse a Olimpo de Bahía Blanca. Acordó su vínculo con el club Manfredonia Calcio 1932, equipo que milita en el quinto nivel del fútbol italiano.

 

El chubutense Emiliano Santos aprendió a patear una pelota en Playa Unión hasta que se sumó a Germinal de Rawson, club de la capital de la provincia donde llegó hasta Reserva cuando surgió la chance de ir a Olimpo de Bahía Blanca luego de probarse en River e Independiente de Avellaneda.

 

Con 22 años, el defensor está ante una chance única, la de llegar a jugar en el exterior. Acordó su vínculo con el club Manfredonia Calcio 1932, equipo que milita en el quinto nivel del fútbol italiano. “La verdad es que estoy muy contento porque dentro de la categoría es un club importante, una linda vidriera para el futuro, un equipo que lleva mucha gente así que muy contento y con muchas ganas de arrancar”, le confesó el juvenil a diario Jornada.

 

Antes de firmar en Manfredonia estaba en San Severo que juega en Eccelenza también, es decir que juega el mismo torneo que Manfredonia. Consiguió una prueba por un argentino, y quedó. A su vez brindó su punto de vista sobre cómo vive la pandemia por COVID-19. " “la pandemia fue difícil, parecido a una película. La familia que está lejos también se preocupaba porque veía como estaba todo acá porque había 1000/1500 fallecidos por día entonces era difícil, por suerte en San Severo teníamos la casa debajo de la tribuna del estadio así que lo teníamos para entrenar, patear un poco y dentro de todo en lo difícil que fue, uno despejaba un poco la cabeza entrenando”, concluyó.

Hotel Comodoro