El comodorense Amado y el Valdivia ganaron de visitante y terminaron cuartos en la LNB de Chile

Luego de los dos encuentros como visitantes del CD Valdivia, donde derrotaron a Universidad Católica y Tinguirica, el equipo del ex Gimnasia de Comodoro se prepara para los playoffs en gran forma.

Publicado el martes 3 de mayo de 2022
El comodorense Amado y el Valdivia ganaron de visitante y terminaron cuartos en la LNB de Chile

Enzo Amado fue parte de las victorias seguidas este fin de semana como visitante ante los los "Energéticos" de San Fernando y luego ante los "Cruzados", por 90-77 y 77-71, respectivamente.

Los triunfos por parte del Club Deportivo, le posibilitaron clasificar a playoffs en una inmejorable cuarta colocación.

Ante Tinguirica de San Fernando, el ex Gimnasia, Ciclista de Junín, entre otros, tuvo una planilla de 13 puntos y 4 rebotes en 36 minutos de juego.

Frente a Universidad Católica, Amado anotó 13 puntos y además capturó 6 rebotes, en los casi 27 minutos que pisó la cancha.

"Ahora viene la parte más linda", publicó Amado este fin de semana con los dos triunfos en el bolsillo y el pase a playoffs en una muy buena posición de cara a los cruces de la Liga Nacional CDO+ by Cecinas Llanquihue.

“Si bien no teníamos la chance de ser el uno o el dos, si la de quedarnos con la localía en casa en casa”, admitió Amado en una charla con Pasta de Campeón.

“Es un campeonato durísimo y a la vista que todo se definió al final de la fase regular”, agregó.

La media para Amado en el club Deportivo Valdivia es de 9.9 puntos, 2 rebotes y 2.8 asistencias en 27:44 minutos de juego que el base disputó con el equipo en la fase regular.

“Los momentos buenos los tomo con total tranquilidad, porque son los aquellos para los que trabajé y trabajo durante toda mi carrera. Es hacerlo de la forma en que yo estoy dando todo con mi juego, trabajo para eso, así que estoy aprovechando al máximo mi oportunidad”, aseguró el comodorense.

El juego y sus mejoras a lo largo de su paso por Chile

“Trato de sacar de todo un poco y no aislarme en una sola cosa. Se sabe que soy un base al que le gusta el tiro en tres puntos. Pero también trato de sumar más asistencias, mantener el orden, tratar de que el equipo juegue, que es lo que necesita a veces. Lo digo siempre, cualquiera en el equipo que entra a la cancha tiene buena mano, entonces hay momentos en que uno puede ayudar de otra forma y eso es aprender a leer mejor esas cosas en esas condiciones del partido”, reconoció.

Amado remarcó que esta temporada donde alcanzaron el cuarto lugar en la fase regular se enfocó en lo físico, producto que la competencia se realiza a día seguido y el cuerpo siente la exigencia.

“Esta temporada hice más foco en lo físico. La campaña pasada me encontré en una liga muy física, donde se juega sábado y domingo. No es poca cosa, hay que darle mucha importancia a eso. También hice mucho foco en la recuperación del cuerpo, prestarle atención al cuerpo, el entrenamiento y el fortalecimiento físico”, aseguró desde la comodidad de su hogar.

Un segundo torneo en el Valdivia le da cierta “tranquilidad” de ser más conocido por rivales y réferis que saben quién es el comodorense y que muchas veces cirve para situaciones de infracciones y roces que siendo un novato no son fáciles.

“En todas las ligas los jugadores se conocen entre sí, por más que sea naturalizado, yo soy el que vengo de afuera. quizás ahora me conocen un poco más. En algún momento costó, pero por suerte voy avanzando y hace que todo sea más fácil”, aseguró.

Valdivia clasificó a playoffs con el comodorense Amado como uno de los puntos altos del equipo. Foto: CD Valdivia

¿Para qué está CD Valdivia ?

“Estamos para pensar en el partido que tenemos adelante. Somos un equipo complicado para cualquiera. Quizás vos enfocas tu defensa en uno y te aparece otro que no esperabas. Pero también tenemos eso de enfocarnos siempre en el próximo paso y no más adelante, porque a veces eso te confunde. Creo que podemos arrancar de muy buena manera”, sentenció.

El apoyo fundamental de la familia

“Mi familia, mi novia es fundamental. Cada vez que hay un problema son una pata de la mesa, que me ayuda, que están todo el tiempo pendiente. Creo que eso hace que pueda enfocarme de manera tranquilidad. Y eso es fundamental, porque fue una de las cosas que más costó en lo mental, porque no tenés quien esté para que te dé un abrazo, una palabra de aliento, pero tenés que estar muy fuerte, porque cuando bajaste el acelerador te puede pasar por arriba y no podes darte ese lujo”, afirmó con la juventud de sus palabras pero el roce y experiencia que la vida le va dando a medida que camina kilómetros en el profesionalismo.

“Tengo que seguir enfocándome en hacer lo que tengo que hacer. Creo que a la larga no es hacer una cosa pensando en otra y ese click lo hice hace un par de años. Porque me di cuenta que si quería cumplir lo que hoy estoy viviendo tenía que seguir una línea de trabajo, porque soy un jugador al que no le sobra nada”, indicó.

“No soy talentoso, ni tocado por la varita. Tengo que escuchar a mi cuerpo y hace rato que sé que no puedo entrenar todos los días y estar de joda con mis amigos. Es una rutina, pero lo primero que hice fue reconocer que no me sobra nada y tengo que entrenar para seguir haciendo esto que hago”, cerró.

Amado y un pedacito de corazón pintado “verde y blanco”

“Sigo a Gimnasia, los partidos que no puedo ver por el tema horario, los sigo por las estadísticas. Pero trato de ver todos los partidos que puedo. Creo que el equipo ya no sorprende a nadie los partidos que hace. todos saben cómo trabaja puertas adentro, como lo hace Martín Villagrán. Es un equipo donde todos tiran para el mismo lado y representa muy bien a la ciudad. No hay que dejar de reconocer lo que hizo esta temporada porque no es poca cosa salir segundo”, cerró.

 

 

Foto principal: Crédito-José Ignacio Osman

Hotel Comodoro