Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

El drama de Miroslav Klose: “No puedo correr ni jugar al fútbol”

El exdelantero alemán Miroslav Klose, máximo anotador en la historia de los Mundiales con 16 tantos, reveló en una entrevista con el diario Kicker que fue diagnosticado con dos trombosis en una pierna, lo que le impide desarrollar cualquier actividad física exigida. Iba a lanzarse como entrenador en solitario pero la enfermedad retrasará su proyecto.

 

“Comenzó hace casi tres semanas. De repente tuve un dolor severo en la pierna, que ni siquiera podía identificar. Luego, poco antes de entrar en cuarentena de hotel con el FC Bayern, fui a ver a nuestros médicos para ver más de cerca, porque el dolor en mi pierna estaba empeorando. Al principio pensé que era un nervio pinzado o algo así. El diagnóstico fue impactante para mí”, reconoció el alemán.

 

Consultado en específico sobre su diagnóstico, respondió: “Tengo dos trombosis en la pierna. Inmediatamente me recetaron medicamentos y de inmediato recibí medias especiales que ahora tengo que usar durante todo el día”.

 

Y dio a conocer las implicancias de su cuadro: “Los médicos me dejaron muy claro que no se debe jugar con esta situación. Por primera vez han prescrito un reposo casi total. No puedo recibir un golpe, no puedo trotar, no puedo nadar, pero sobre todo no puedo jugar al fútbol. Casi me vuelvo loco en el campo de entrenamiento. No poder patear o demostrar los ejercicios a los jugadores... simplemente no poder hacer nada de forma activa”, lamentó.

 

Klose, máximo anotador en la historia de los Mundiales con 16 anotaciones, comentó que no trabajará en esas condiciones. “Tendría que quedarme quieto y no, eso simplemente no funciona, no puedo y no trabajaré como entrenador.. Me di cuenta en los días que siguieron que no quiero comenzar mi carrera como entrenador en el fútbol profesional así. Bien o nada. O un poco más tarde. Tengo claro que ahora se trata de mi salud. La salud debe ser ahora una prioridad”, apuntó.

 

El exfutbolista, retirado en 2016, contó que a partir de iniciar un tratamiento “el dolor se ha ido, pero todavía tengo que tomar la medicación y usar esas estúpidas medias”.

 

Y dio detalles de lo que hará: “Estaré con un especialista absoluto en poco menos de dos semanas. Luego serán cuatro semanas y espero que las precauciones que ya se han tomado resulten positivas. Entonces podrá decir mucho más específicamente cuánto tiempo pasará hasta que vuelva a estar en forma al 100%. Lamentablemente, ahora tengo que tomarme este breve descanso, pero luego volveré como entrenador para poder inspirar a un equipo. Simplemente dar instrucciones sin vida en el entrenamiento lateral está fuera de mi alcance”.

 

Y sobre el final habló del deseo de “volver a estar sano”. “Cuando eso pase, quiero utilizar todo lo que he ganado como entrenador en jefe como jugador y entrenador en la DFB y el FC Bayern, así como en el curso de entrenadores. Me muero por implementar mis ideas con un equipo. Seguir siendo entrenador asistente parece un camino equivocado, incluso si hubiera sido humano y profesional con Hansi Flick como seleccionador nacional. Pero sería el camino más cómodo, no quiero ir.”

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR: