A dos toques

El Palermo del comodorense Mario Santana ascendió a la Serie B

El Palermo de Italia consiguió el ascenso a la Serie B tras tres años de ausencia y continúa con su renacimiento en el fútbol italiano. Mario Santana, quien forma parte del cuerpo técnico, festejó este título y logro en sus redes.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

El club que supo tener entre sus filas a figuras de la talla de Fabio Grosso, Edinson Cavani, Paulo Dybala, Javier Pastore y Mario Santana, entre tantos otros, pasaba por una situación completamente diferente en los últimos años. Sin embargo, todo parece estar mejorando con el nuevo proyecto.

Luego de haber confirmado su escalada a la Lega Pro, la tercera división de Italia, consiguió rápidamente subir un escalón más iniciando desde los octavos de final en los Playoffs por el ascenso. En la ida, como visitantes, habían dado un gran paso al imponerse por 1-0 ante Padova, que terminó con 9 futbolistas en cancha.

Este domingo, en el duelo de vuelta y ante su público, Palermo logró volver a triunfar por la mínima y sentenciaron la final a su favor para regresar a la segunda categoría. El remate cruzado de Brunori en el penal de la primera parte alcanzaría para desatar la eurofia en el Estadio Renzo Barbera.

De esta forma, con el 2-0 en el global, Palermo confirmó su retorno a la Serie B y, en la próxima temporada, intentarán completar este camino de resurreción con un ascenso a la Serie A. Cabe recordar que, en 2019, se declararon en bancarrota y fueron obligados a disputar la cuarta categoría, la última profesional de aquel país.

Mario Santana, nacido en Comodoro Rivadavia y formado en la CAI, tuvo varias etapas en el club y se convirtió en uno de los ídolos y leyenda de los últimos años de este equipo, ya que vistió la camiseta del Palermo en la Serie A, B, C y D.

El año pasado le puso punto final a su carrera futbolística a los 40 años y desde ahí comenzó su carrera como entrenador. En la actualidad el comodorense se encuentra trabajando como ayudante de campo en el cuerpo técnico de Silvio Baldini, el entrenador principal del Palermo, y pudo festejar el acenso con todo el plantel.