Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

En Laprida hay mujeres que se la juegan

En el Far west arrancó ayer con una propuesta nueva. “Merendá en equipo” es una iniciativa destinada a los niños de la Escuela de Fútbol y las divisiones formativas de la institución en el Far West.

 

En el Club Laprida, los proyectos que se sueñan, siempre se concretan. En este caso, el equipo conformado por Marta Casas, Edith Diaz y Marina Yapura, salió a la cancha para llevar adelante  “Merendá en equipo”, una buena iniciativa en la que los chicos tomarán la leche en el club junto a sus compañeros de equipo. En un principio será por un mes pero podría continuar de acuerdo a la colaboración que vaya recibiendo este grupo de trabajo que cuenta con el apoyo de los padres de todas las divisiones inferiores, que de a poco comienzan a identificarse con la institución.

 

Desde el Club Laprida, su presidenta Marta Casas pone en valor que “este año hay que destacar que el club creció mucho en lo humano y cuenta con niños desde los 5 años, quienes traen a sus familias y pueden disfrutar del crecimiento logrado. Y es allí donde comienza el trabajo social y  la transmisión como mantra que cuando trabajamos juntos, se pueden lograr grandes cosas”.

 

La dirigente siempre destaco el respaldo que recibe "porque sin el estado presente no podíamos haber salido adelante. Hay personas que no saben el tipo de gestión que se lleva a cabo, algo serio, algo a futuro, por eso para nosotros la articulación  y la confianza que existen con el Municipio de Comodoro y el Ente Comodoro Deportes nos dan la satisfacción de haber hecho mucho y de continuar haciendo".  Por supuesto que esto no termina ahora, es la continuidad del logro cumplido con la cancha sintética y que se proyecta en nuevas obras e iniciativas.

 

 

 

Por su parte, Marina Yapura destaca que “la merienda no es sólo el té, el mate cocido o la leche.  Es el abrazo a nuestros niños, pero sobretodo la contención.  Todos sentimos la misma pasión por este club. Mis hijos se criaron aquí y vieron como creció, eso me da la satisfacción y me obliga como mamá a  sumarme y trabajar por todos los chicos que llegan con sus caritas de alegría para jugar a la pelota. Esta merienda es un mimo y una invitación a compartir momentos en un año muy difícil de pandemia y aislamiento”.

 

 

Edith Diaz agrega que “con esto queremos hacer hincapié en que la institución brinda contención, abrazo, pasión, integración tanto a niños como a sus familias, para que seamos todos parte de este sueño en común, que es amor al verde. Todos somos fanáticos de este club y daremos siempre lo mejor, con la alegría de verlos felices.  Cuando los niños te saludan en la calle comprendes que estás haciendo las cosas bien”.

 

Una gran iniciativa de las mujeres de Laprida del Oeste, que sin dudas es un ejemplo a seguir en otras instituciones. No es fácil, no es sencillo llevar a cabo estas iniciativas, pero siempre que se tenga ganas y amor por los más chicos que son el futuro, se puede hacer algo.

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR: