A dos toques

Es de Chubut, viajó a Qatar a dedo y duerme en la calle para conseguirle una firma de un jugador de la Scaloneta a su amigo que fue operado de un tumor

Lucas duerme en la calle con su carpa, toma agua de las fuentes y pide comida en los restaurantes con el sueño de llegar al último día de la Copa del Mundo junto con la “Scaloneta”. Todo por la promesa a su amigo Ignacio.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

El joven nacido en Esquel es una de las historias de la Copa del Mundo y que sueña con estar cerca de la Selección Argentina.

Salió desde Argentina a Perú y desde ahí a España. Primero estuvo en Madrid y luego Barcelona lo esperaría. Su trayecto se estiró hasta Francia donde desde París viajaría a Turquía antes de desembarcar en Doha, en un una verdadera aventura.

En una charla con TyC Sports, Lucas le contó que hace un mes y medio que lleva recorridos 24 mil kilómetros y que buscará ver a los jugadores de River y a Leo Messi. Además, afirmó que solo cuenta con mil euros para llegar al último día del Mundial.

“Salí un 1 de agosto y llegué el 7 de septiembre. Me vine temprano porque no tenía ticket y perdí 3 vuelos, así estamos”, agregó.

Las locuras

“Llegué con mil euros, pido comida, hospedaje, hasta el final para ver si puedo conseguir un ticket y para no pagar el agua tomo de la fuente. Hay que hacer esfuerzos porque la recompensa es linda”, indicó el esquelense con una sonrisa.

“Me tengo que mover cuando se oscurece, una o dos horas por la zona del shopping y dormir un poco, cargar celular, usar internet y no llamar la atención por la policía. Por eso me levanto, descanso y salgo un poco”, agregó.

La promesa a su amigo operado de un tumor

Lucas le cuenta a la señal televisiva que su proeza de estar en Qatar lejos del pago es una promesa a su amigo Ignacio que sufrió una cirugía de alta complejidad y por lo cual no pudo viajar con él, como cuando lo hacían para ver a River.

“Yo soy del sur, me peleo con mi novia y mi abuelo me dejo una camioneta porque no quería saber nada y la vendí. Me fui y arranqué y acá estamos”, aseguró el chubutense.

“Vine por lo que representa Scaloni, Leo Messi y también tengo un amigo con una operación y junto a él íbamos a ver a River. El tuvo un tumor en la cabeza y le decía vamos Qatar, él respondía que no podía y le juré que yo haría lo posible para cumplirte la promesa de que le firme Julián Alvarez”, reconoció con una sonrisa y también nostalgia por su amigo.

“Yo te voy a llevar la firma de Julián Alvarez y le escribo a él, dos o tres mensajes”, aseguró mientras muestra los mensajes que le envío al futbolista del Manchester City al que fue a ver en vivo frente al Barcelona.

“Es una promesa que tengo que cumplir y el camino está a mitad de camino”, cerró

Historias PDC

A dos toques