A dos toques

Fue al Mundial de Sudáfrica 2010 convocado por Maradona, se alejó del futbol y hoy es mecánico

El ex defensor “millonario” Ariel Garcé es recordado por ser uno de los jugadores que Diego sumó en la lista para la cita mundialista, pero no jugó ni un solo minuto. Hoy vive alejado de la redonda pero viviendo otra de sus pasiones.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

Ariel Garcé fue un jugador reconocido en River Plate y en el fútbol argentino por haber estado entre los 23 futbolistas citados por Diego Armando Maradona en el Mundial de Sudáfrica 2010 para la Selección Argentina.

Tan llamativa fue la citación del “Chino” que, en el último amistoso del seleccionado argentino previo a la Copa del Mundo en el país africano, la ocurrencia de los fanáticos quedó plasmada en una bandera con dedicatoria al defensor: “Garcé, trae alfajores”, se leía en el trapo celeste y blanco. Incluso, fue uno de los tres convocados que no logró disputar un sólo minuto con la camiseta de Argentina.

Defendió los colores de Colón de Santa Fe, y ahí dio indicios de su otra pasión cuando eligió el número 46 en honor al excampeón mundial italiano valentino Rossi, uno de los mejores de la historia en el deporte de velocidad. Según reconoció, su acercamiento al mundo de las motos se dio gracias a que su amigo, Hernán Villacreces, piloto rosarino que compite en el Certamen Argentino de Motociclismo (CAM), y le ofreció ser parte del Campeonato Mundial de Motociclismo.

El trabajo de Garcé durante las competencias de MotoGP es el control técnico: verificar motor, chasis, cubiertas, la temperatura del combustible y otras especificaciones que corresponden a la tarea habitual de un mecánico de la competencia.

Pero no es el único antecedente con el deporte motor. En 2019 terminó tercero en una competencia de la categoría Fiat Punto Abarth. “Largué de atrás y delante de mí se tocaron, pasé adelante, quedé segundo. Entró el Pace Car y después me fui afuera, sentí como un nerviosismo o ansiedad. Luego volví a pista y en la última parte, faltando dos vueltas, se neutralizó nuevamente la carrera, me acerqué al pelotón, ahí tuve unas maniobras lindas, pude pasar a dos y me acomodé tercero”, relató en su momento.

Sin embargo, parece que el bichito de ser entrenador nunca terminó de irse y lo piensa para un futuro en su vida, como lo reconoció en una entrevista en 2019. “En unos años pienso ser DT. Me estoy preparando para poder aguantar y estar a la altura, para poder ser capaz. Me han ofrecido estar en Rosario Central antes de Paulo Ferrari pero no estoy preparado, pero no por herramientas, sino porque no es mi momento. Y no porque sea una oportunidad importante hay que agarrarla. El ‘Chacho’ me llama todos los días, es un amigo, y cuando yo voy a encarar algún proyecto nuevo siempre me dice que tengo el lugar asegurado, que vaya a trabajar con él”, asegura una publicación de Destapeweb. Mientras disfruta del mundo de las dos ruedas, el regreso al fútbol puede estar más cerca de lo que parece.

Historias PDC

A dos toques