A dos toques

Haciendo historia: lograron el primer ascenso de “La Nueva” y veinte años después se juntaron para salir campeones en Veteranos

El plantel de Nueva Generación, que en 2002 logró el primer ascenso a la Primera A del fútbol oficial en Comodoro Rivadavia, hizo un asado para recordar viejas épocas y surgió la chance de jugar juntos de nuevo en la categoría Senior B. Le ganaron a Atlético Rivadavia la final, y lograron un nuevo ascenso de la mano de Erie Sánchez.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

Si hay algo que te deja el fútbol es la amistad y el vínculo que se genera en los entrenamientos diarios, en el vestuario, y en los partidos los fines de semana. Nueva Generación hoy cumple 25 años, y hace unos días escribió una capítulo deportivo más en su historia futbolera en la capital petrolera.

En diciembre del años 2002 no había grupos de whatsapp pero los jugadores que lograron el primer ascenso de La Nueva al “fútbol grande” quedaron en contacto siempre. Algunos se fueron a otros equipos, y otros siguieron en el club hasta que dejaron el fútbol “oficial”, pero siempre quedó la buena onda y el respeto entre ellos.

Pero el año pasado, en un asado, surgió la posibilidad de volver a juntarse y defender los colores de La Nueva en el torneo de Veteranos. Ahí se eligió al ex defensor Erie Sánchez para que se ponga el buzo de DT.

El equipo conformado por Juan Pablo Dodds, Mariano Tula, Andrés Fernando, Cristian Arias, Emanuel Corrales, Cristian Morales, “Polo” Winter junto a Marcos y Andrés Carrizo, entre tantos otros se reencontró en una cancha. Todos se comprometieron con un objetivo y los resultados se fueron dando hasta llegar a la final de la categoría Senior B.

En la definición de la temporada 2022 jugada en diciembre en cancha de Laprida se impusieron 3-2 ante Atlético Rivadavia con goles de Marcos Carrizo, Lucas Granero y Diego Poveda, logrando además el ascenso a la categoría “A”. Con el pitazo final del árbitro en el “Far West”, todos se fundieron en un abrazo y fue inevitable el llanto mientras los recuerdos invadían. Ya no eran los mismos, muchos estaban acompañados de sus hijos pero volvieron a gritar “dale campeón” con la camiseta de sus  amores.

El fútbol tiene estas cosas, y si algo sembraron los Tula en “La Nueva” es el sentido de pertenencia y el respeto por el fútbol pero si no lo sentís, no lo entenderías…

Historias PDC

A dos toques