A dos toques

Intentaron apuñalar al presidente de Ferro tras el descenso: “Fue un hecho grave y uno tiene miedo pero no puedo dejarlo pasar”

Darío Pritchard realizó la denuncia policial luego de ser agredido en la cancha, luego del descenso a la Primera B, y pidió que se comience a aplicar el “derecho de admisión”.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

Un hecho grave de violencia se vivió en el predio de Ferro, luego del descenso a la Primera B, donde el presidente “ferroviario” Darío Pritchard fue agredido por un grupo de hinchas. El dirigente realizó la denuncia correspondiente en sede policial y habló del derecho de admisión.

“Cuando llegamos a eso de las 10 de la noche, había un grupo de diez, doce hinchas, esperándome. Ni bien me bajé del auto, se me acercaron dos, uno me pegó una piña y se armó la hecatombe. Me cagaron a palos. Es más, uno sacó un cuchillo y quiso apuñalarme. En un momento me caí, pero pude recuperarme”, le contó a El Patagónico.

“En la cara no pudieron pegarme mucho porque me cubrí bastante bien, pero tengo toda la espalda marcada. Me pegaron patadas y no sé si también con un caño. No sentí nada en ese momento, porque con toda la adrenalina necesitás reponerte y repartir para que no te den”, aseguró el presidente de Ferro.

El dirigente comentó además que intentó sacarle el cuchillo al agresor pero no pudo, hasta que alcanzó a subirse a su auto y retirarse del predio. “Al que me corrió con el cuchillo lo aguanté lo más que pude, pero no logré sacarle el cuchillo, hasta que alcanzaron a agarrarlo. Había un par más de la comisión, pero estaban aguantando que no vayan a pegarme más, si no, iban a ir los diez, doce que estaban ahí”, sentenció.

“Algo hay que hacer, derecho de admisión, no sé. Esto va a ser el puntapié para algo, porque uno deja su tiempo en el club y tiene que comerse este garrón”, sentenció Pritchard.

 

Historias PDC

A dos toques