Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

José Guerreiro y la inauguración del césped de Portugués: "es el broche para un esfuerzo compartido de muchos años de trabajo"

Siguiendo el legado familiar y el amor por la institución que le heredó su padre, José Guerreiro transita días de mucha emoción y felicidad al ver la obra finalizada del césped natural de la cancha de fútbol 11 del Deportivo Portugués, que se estrenará oficialmente este domingo desde las 16:00 en el encuentro ante Oeste Juniors.

 

Por Daniel Maldonado

 

José Guerreiro vivió en carne propia el crecimiento y desarrollo de Portugués. Se inició como jugador a temprana edad, y por cuestiones de estudio, se inclinó de a poco a colaborar con la institución. Hoy en día, como vicepresidente, transita los días más felices desde su llegada.

 

Actualmente, Portugués desarrolla en su sede las actividades deportivas del fútbol, rugby, hockey y atletismo. Haciendo un repaso de los inicios, recuerda que “la comunidad portuguesa fue hacedora de este predio de nueve hectáreas, las cuales hoy en día seis están ocupadas por la parte deportiva y tres a un emprendimiento nacional que nos permite sobrellevar los costos del club”.

 

En una charla a fondo con Pasta de Campeón, resaltó que esta inauguración del césped natural –el cual se trabajó en su sembrado durante toda la pandemia- “es el broche para un esfuerzo compartido de muchos años de trabajo. No solo de la comisión actual, sino de todos los que hemos participado en el pasado. Muchísima gente ha trabajado y puesto el lomo para tener esto. Hoy le toca a Alejandro Paillahuala como presidente encabezar este logro. La cancha de césped natural era un anhelo que teníamos y finalmente este domingo se va a inaugurar”.

 

 

La institución fue fundada un 27 de julio de 1962 por inmigrantes e hijos de portugueses, entre los que se recuerdan como pioneros a Aníbal Da Luz Viegas, los hermanos José y Martín Brazao, Manuel Marques, Ernesto Souza, Enrique Silvestre, José Freitas, Américo Freitas, Nicolás Duarte Pacheco, José Guerreiro -padre-, José María Amado, Herculano Álvares y José Cabrita, entre otros.

 

Construir sus cimientos a base de una identidad a flor de piel

 

Entre los grandes hitos de su historia, Guerreiro destaca la habilitación de la cancha, que le brindó ese lugar y sentido de pertenencia a Portugués. “La valorización que hace cada uno es de acuerdo a la experiencia de vida que tiene en la institución. Yo fui jugador del club, me inicie a los 11 años, cuando vivía en Italia y Ameghino y la sede real estaba en la calle España, donde Brazao tenía un taller de elásticos. Al lado había un baldío, y ahí jugábamos todos los chicos de la zona céntrica”, detalló en su relato.

 

“Transite todos los estadíos. A los 24 años me hice dirigente a la fuerza, ya que por temas de estudios en la universidad no podía jugar más, porque las clases terminaban cerca de las 12:30 de la noche. Pese a que me ponían los fin de semanas sin entrenar, no me gustaba. Por ese motivo comencé a ayudar al club junto a mi papá José Guerreiro. La primera obra que hicimos fue habilitar la cancha de Portugués, porque siempre jugábamos de visitante. Fue un paso fue maravilloso, ya que podíamos jugar en nuestra cancha. Conseguimos unas lámparas para poder entrenar de noche. Ese fue un logro importantísimo”, remarcó emocionado.

 

Portugués disputando uno de sus últimos encuentros en su cancha de tierra. (Foto: El Patagónico)

 

La llegada de Víctor Hugo Doria para jerarquizar el deporte

 

Con toda su experiencia europea, Doria regresó a Comodoro Rivadavia desde España -donde jugó durante diez temporadas para Real Sporting Gijón- para integrarse a Deportivo Portugués. En ese contexto, Guerreiro recuerda: "acá estaban Norberto Dias Hago y Jorge Martínez, que eran amigos de Víctor. Era una persona que queríamos y apreciábamos mucho, por eso lo trajimos al club para empezar a trabajar con la escuelita de fútbol, donde iniciaron muchos jugadores que terminaron jugando en la élite. En total, llegamos a anotar a más de 350 alumnos”.

 

El próximo paso, pensando en continuar con el crecimiento deportivo

 

José Guerreiro sigue soñando y planifica los próximos pasos a seguir en cuanto a la infraestructura del club. Gracias al aporte de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, se pudo desarrollar un paseo que recorre todo el predio, pasando por avenida Chile y subiendo por Enrique Girolamo, algo que destaca como “un proyecto para embellecer la ciudad y darle otro incentivo a quienes recorren día a día esa zona. Ver a la gente haciendo ejercicio en los alrededores, caminando, corriendo, a uno le gusta”.

 

 

 

Pensando en continuar ese progreso, adelantó que “le expresaremos al intendente Juan Pablo Luque nuestro deseo de contar con césped sintético en la cancha auxiliar del club, que de 70x45 y es una necesidad imperiosa. Portugués tiene más de 200 jugadores que vienen al club. Hoy, ese lugar se utiliza para entrenamiento, aunque muchas veces se complica porque el suelo es greda. Por eso será una obra muy importante, que queremos y necesitamos llevar adelante”, sentenció.

 

 

 

Foto principal: Diario Crónica

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR: