Deportes de contacto

Kickboxing: Con un año en la disciplina, ganó el Súper 4 de la Liga patagónica Amateur y obtuvo el primer cinto para su escuela

Leila Barrientos empezó a practicar kickboxing el año pasado en busca de volcarse en las artes marciales. Se dio que por horarios y demás comenzará a entrenar kickboxing con Pierina Segura en el Terremoto Gym. En una de las últimas fechas de la LPAK peleó en el Súper 4 y se quedó con el cinturón femenino de la misma..
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

El kickboxing es una de las disciplinas que ha ganado adeptos en los últimos tiempos y ese crecimiento hace que las personas lo vean como una buena posibilidad a la hora de comenzar con una actividad física.

Un ejemplo es Leila Barrientos, que fue para probar de manera recreativa y a un año de su comienzo logró quedarse con el Súper 4 de la Liga patagónica Amateur de Kickboxing con el aliciente de haber conseguido el primer cinturón para su escuela.

Sobre aquel comienzo, contó: “me acuerdo que fui como tres veces y no había nadie. Es que llegaban a la clase y abría el galpón la profe cuando estaban todos afuera. Ni un jab tiraba, era malísima mal. Lo único que tenia era ganas y pulmones (risas)”, comentó Leila.

De a poco fue sumando rodaje y aprendiendo diferentes técnicas. Su voluntad y sacrificio le dieron la posibilidad de que su profesora vea en ella aptitudes para un gran desafío, el Súper Femenino de la LPAK.

“Cuando Pierina me dijo que estaba la posibilidad de pelear me vino la duda. Por qué yo si hay tantas que pelean mejor. Eso fue muy loco. Le dije sí, pero por dentro pensaba en qué me estoy metiendo”, admitió la kickboxer.

Al momento de subirse al ring comenzaron a surgir algunas complicaciones de salud que le generaban aún más dudas de la decisión que había tomado.

De aquel momento, recalcó: “estaba engripada y no sabía si me iban a dar los pulmones. En la semana hicimos nueve rounds seguidos y re bien, pero justo ese día me sentía mal”

“Me subí igual, no me importaba nada. Me gustó mucho más la primera pelea porque la chica salió con todo y a veces el que te exige más, es el que te enseña más”, añadió Barrientos.

Haber ganado ese cinturón significó también que la escuela de Pierna Segura logre su primer cinto en su corta historia de vida. Esto generó también otras sensaciones aparejadas al logro.

“No sabía que era el primero, ni sabía muy bien nada (risas). Después me dijo Pieri. Es para mis compañeros y por ella, es una victoria de todos, yo puse la cara pero lo aprendido me lo dieron ellos. Ahora toca defenderlo. Sigo entrenando para ganar fuerza, potencia y rapidez”, destacó.

Por último, Leila aprovechó y destacó: “agradezco a la Liga por hacer este tipo de torneos, donde todos nos podemos medir y a su vez seguir sumando peleas y creciendo. Aprendemos mucho”.

La última fecha de la Liga Patagónica Amateur de kickboxing será el día 12 de noviembre y el promotor Leo Moreno confirmó que ese día se van a presentar todos los campeones de la Liga, como también las escuelas que estuvieron durante todo este año siendo participes. Con esta noticia, seguramente veremos a Leila arriba del cuadrilátero.

Historias PDC

A dos toques