Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La emotiva carta de Martín Palermo, a tres meses de la muerte de Maradona

El histórico goleador de Boca, actualmente DT de Curicó Unido en Chile, le dedicó unas palabras a Diego Maradona tras cumplirse tres meses de su deceso. "Es demasiado doloroso. Para mí, Diego todavía está ahí. Dios aún existe", sostuvo Palermo.

 

"Sólo el hecho de ser Diego Maradona implicaba hacer un trabajo de 24 horas los 7 días de la semana", expresó Martín Palermo en una carta publicada en The Players Tribune, que se titula "Dios aún existe".

 

Allí narra cuándo fue la última vez que habló con Maradona: "La última vez que escuché la voz de Diego fue a principios del año pasado, cuando yo había vuelto a Argentina después de haberme ido del Pachuca, el equipo que estaba dirigiendo en México. Cuando me sonó el teléfono y vi quién era, honestamente me sorprendió, porque no pensé que Diego tuviera el tiempo para hacer ese tipo de llamados en ese momento. O sea, sólo el hecho de ser Diego Maradona implicaba hacer un trabajo de 24 horas los 7 días de la semana, ¿no? Los hinchas y los periodistas lo siguieron a todas partes toda su vida. Debe haber sido agotador. Pero encima ahora estaba dirigiendo a Gimnasia, en la Primera División argentina".

 

Martín y Diego se vieron por primera vez en un Boca-Estudiantes correspondiente al Torneo Clausura 1996. Esa tarde noche, en la Bombonera, Palermo fue capitán. Al término del partido le pidió la camiseta a Maradona. Un año más tarde, Diego le pidió a Mauricio Macri, por entonces presidente de Boca, que comprara al delantero del Pincha, que llegó al Xeneize para disputar el Torneo Apertura 1997.

 

"El equipo era increíble: estaban Diego, Claudio Caniggia, Diego Latorre, Navarro Montoya, Néstor Fabbri, los mellizos Barros Schelotto… pero el club no estaba pasando un buen momento a la hora de ganar títulos. Así que los hinchas tenían motivos para no estar contentos. Y sin embargo, con Diego ahí, todo estaba en calma. Su presencia de algún modo tapaba todo", recordó Palermo sobre su primer semestre en Boca.

 

 

El testimonio de Palermo sobre el día de la muerte de Maradona eriza la piel. El entrenador de Curicó Unido se encontraba viendo televisión. Al oír la noticia, envió dos mensajes: uno, a un periodista allegado a Maradona; el otro a Claudia Villafañe, ex esposa de Diego. Ambos le confirmaron el deceso del ídolo.

 

"Y en ese momento, uno no… no puede creerlo. O sea… uno se acuerda la cantidad de veces que Diego estuvo en situaciones parecidas, en las que estaba en el hospital y se multiplicaban rumores sobre su muerte, y entonces pensaba: “No, no puede ser, solamente es lo que están diciendo. Probablemente no sea nada”. Y al final realmente no era nada. Maradona siempre se recupera. Maradona siempre sobrevive. Había pasado tantas veces. Entonces pensás Esta es sólo una más", narró Palermo.

 

"Me agarró mucha ansiedad a medida que seguía esperando. Incluso le mandé un mensaje a Claudia, su ex mujer, para saber si era cierto. Dijo que sí. Y aún así no lo terminás de creer. Tu mente se rehúsa a aceptarlo. Para mí, Diego siempre iba a estar ahí. Estaba seguro de que iba a llegar a los 100 años", agregó.

 

 

 

Palermo dice que aún hoy, tres meses después de la muerte de Maradona, le cuesta creer que Diego no esté más entre los vivos.

 

"No sé cuándo voy a enfrentarme con la realidad. Quizás en algún momento tendré que aceptar que Diego se fue, del mismo modo en el que tuve que aceptar la muerte de mi hijo. Voy a tener que cruzar ese puente y decirme: ‘No está acá. No lo voy a ver nunca más’. Pero todavía no llegué a ese punto. Es demasiado doloroso, demasiado surrealista. Para mí, Diego todavía está ahí. Dios aún existe. Y de algún modo, siempre estará", cerró su carta.

 

Fuente: 442

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR: