"Le entregaría al Papa mis cartas donde decían que quería jugar en Newbery"

Jorge Palacios, veterano de Malvinas, viajará este lunes al Vaticano donde el 30 de octubre, el Sumo Pontífice le hará entrega de la imagen de la Virgen de Luján que cargó durante la Guerra en 1982. "No sé si alcanzará con todo lo que quiero entregarle", reconoció.   por Franco Córdoba Jorge Palacios era una […]

"Le entregaría al Papa mis cartas donde decían que quería jugar en Newbery"

Jorge Palacios, veterano de Malvinas, viajará este lunes al Vaticano donde el 30 de octubre, el Sumo Pontífice le hará entrega de la imagen de la Virgen de Luján que cargó durante la Guerra en 1982. "No sé si alcanzará con todo lo que quiero entregarle", reconoció.

 

por Franco Córdoba

Jorge Palacios era una de las promesas de Jorge Newbery en Comodoro Rivadavia y en 1982, durante su conscripción partió junto con tantos sueños al Regimiento de Ingeniería 25 de Sarmiento. Sin embargo, Malvinas le cambió su vida para siempre.

 

"Yo pateaba hasta las piedras, mi vida era el fútbol desde chico, después de Malvinas yo pensaba en volver para jugar en Newbery, lamentablemente no pude hacerlo", indicó el soldado clase 63 en una charla con PDC.

 

 

De buen pie, baja estatura, el habilidoso y morocho jugador "pintaba" para crack y algunos recuerdan pinceladas de caños, enganches y sueños.

 

Palacios fue contactado a través de las redes sociales en la que le consultaban si era el soldado de Malvinas que había alzado la imagen en las Islas y al confirmarlo, le indicaron que la Virgen estaba en Inglaterra y se la querían entregar en el mismísimo Vaticano.

 

"Como se entrecruzan las cosas de la vida, yo no lo podía creer, creo que de la emoción casi me desmayé y me encontraba en cancha de Jorge Newbery, que jugaba ese día", recordó el soldado.

 

Palacios, a la derecha, la promesa del "Lobo" y héroe de Malvinas

 

"Estaba mi hijo a quien le mostré el mensaje y no lo podía creer él tampoco", agregó.

 

El comodorense afirmó que sigue movilizado por el viaje donde en el Vaticano recibirá a manos del papa Francisco la imagen de la Virgen de Luján, patrona de la Argentina, que estaba a manos de Inglaterra y por gestión de ambos Obispos Castrenses .y con su Santidad de por medio. se realizará la ceremonia.

 

"No se cómo me sentiré ese día con el Papa, tengo tantas cosas que quiero darle y decirle. Una camiseta o una bandera de Newbery, pero si le entregaría una copa de las cartas donde le decía a mi familia que quería volver y jugar en el club", reconoció con una sonrisa y emocionado, como a lo largo de la entrevista.

 

 

"Tengo cartas, mensajes y los rosarios de mis compañeros y camaradas, pero así sean cien los llevaré en el pecho. También llevaré el crucifijo que tenía en la guerra y que quiero que también me los bendiga, pero espero que me salgan palabras por los nervios que tendré", admitió.

 

Hoy los días de Palacios transcurren entre el viaje a Roma para el encuentro con el Papa, su familia, hijos, nietos y su "aeronauta" querido que quedaron en Comodoro Rivadavia, aquel que entre estallidos, tiros, de las Islas Malvinas, eran su luz entre tanta oscuridad y a 900 kilómetros de su casa, con casi 19 años.

 

Palacios en su llegada a Buenos Aires, ante e partir a Roma a encontrarse con el Papa Francisco: