Lucía Martínez, una historia de amistad, sueños y puro handball comodorense

Desde muy pequeña, la comodorense Lucia Martínez soñaba jugar un Nacional “A” con su equipo que la vio crecer. La jugadora de la Escuela Municipal Km 5, cumplió ese sueño de jugar con los mejores del país, con un condimento muy especial: la presencia en el equipo de esa amiga del barrio que le regaló el deporte, Natalia Arias. “Siempre voy a estar agradecida de tener a mi amiga en mi equipo, soy feliz de jugar y vivirlo con ella”, manifestó la central de Km 5.

Lucía Martínez, una historia de amistad, sueños y puro handball comodorense

Todo empezó cuando Lucia Martínez tenía 5 años, y acompañaba a su mamá al gimnasio para que su hermano realice la actividad. Un día de la mano de la profesora Natalia Oyarzo recibió una pelota y no se separó jamás. Allí empezó ese amor por el deporte, la pasión por el handball y en su club del barrio. El club con el que desde ese día soñaba llegar muy lejos. “Mi mamá llevaba a mi hermano a handball en el gimnasio de la Escuela N° 111 y yo la acompañaba, en ese momento la profesora un día me dio una pelota para jugar, y desde ahí comencé hasta el día de hoy”, recordó Lucia Martínez.

El deporte la llevó a cumplir sueño muy especial, jugar junto a su equipo que la vio crecer, unos de los torneo más importantes del país. Lucia Martínez junto a la Escuela Municipal Km 5 participó del Torneo Nacional de Clubes Adultos A, el torneo que reúne a los mejores equipos del país.

Dedicándole desde muy pequeña con pasión y perseverancia aspirando a ser mejor cada día. Uno de sus grandes impulsores y motores fue el Profesor Matías Barrera. Luego de un receso porque el grupo se había desarmado tras la partida del docente a especializarse a Buenos Aires Lucia se dedicó al vóley, perdiendo ese proceso de formación de la categoría menores.

“En ese momento decidí no seguir entrenando ya que el grupo se había desarmado un poco, fueron 2 años que no pude vivenciar porque me dediqué a jugar al vóley en ese entonces. En el 2011 decidí volver a jugar, ya con 15 años siendo cadete de primer año. A partir de ahí se despertó mi pasión por el handball, volvió ´Moneda´ a entrenarnos y nos cambió completamente la manera de ver y sentir el handball”.

Desde ese día junto a él empezaron a planear este proceso, soñando con llegar al más alto nivel. “Él siempre nos habló de quería que lleguemos al mejor nivel del handball argentino, pero para eso había que entrenar mucho era un proceso largo y el siempre confió en que un día íbamos a llegar. Hace unas semanas atrás tuvimos la posibilidad de estar ahí y cumplir un sueño jugar con los mejores en el Nacional “A” y llevar al Club a lo más alto”, señalo emocionada la jugadora de Km 5.

Un proceso que la llevó a pasar por todas las categorías del handball y siempre fiel al barrio y su equipo. Municipal Km 5 está en el corazón de Lucia, con su equipo participó de muchos torneos provinciales y nacionales. Siendo grandes protagonistas de los torneos de la Asociación Comodorense de handball, y ultimas campeonas del Torneo Apertura.

De esos inicios, Lucia no puede dejar de mencionar el día de su primer partido en mayores, “recuerdo que llegar a jugar en primera era lo máximo para mí, siendo juvenil tuvimos la posibilidad con 4 compañeras más de ir a un Nacional “C” de mayores en Neuquén, fue una gran experiencia para seguir aprendiendo, porque después de ese torneo pudimos ganarnos nuestro lugar en primera”.

Además, tuvo la posibilidad de integrar la selección de Chubut en categoría cadetes, juveniles, junior y mayores. Y de estar en otros equipos como refuerzos para distintos torneos Nacionales.

Estudiar el profesorado de Educación Física para seguir ligada al deporte

Mientras iba desarrollándose en el deporte, fue planificando seguir ligada al handball a través de una profesión. Es por eso que finalizados sus estudios secundarios, Lucia Martínez comenzó a estudiar el Profesorado de Educación Física en el ISFD 810.

“Me permitió seguir entrenando y poder dedicarle mucho más tiempo al handball. En este paso por el instituto elegí a Matías Barrera y Natalia Oyarzo como mis padrinos, para que sean parte y me acompañen en mi trayecto por el Profesorado, son dos personas que admiro mucho y marcaron gran parte de mi vida deportiva”, sentenció.

Hoy como profesora de Educación Física, trabaja en la formación de las categorías pre minis (3 a 5 años) y las menores de la escuela Municipal Km 5. Además, trabaja en el gimnasio de musculación en el Gym del Club Próspero Palazzo.

Siempre con pasión de la mano de una amiga que le regalo el deporte

Durante la vida de un deportista la pasión se convierte, muchas veces, en un motor. El amor hacia un deporte, la ilusión por alcanzar un objetivo son, a veces, sinónimos de pasión. Y sobre todo cuando el deporte te regala esas amistades incondicionales que perduran para toda la vida.

El handball la llevó a conocer a Natalia Arias, una amiga del barrio y el deporte. Una gran amistad que trasciende, aferrada a sus metas y sueños. Juntas comenzaron desde muy pequeñas en esa escuelita formativa que empezaba a dar las primeras raíces de los que es hoy la Escuela Municipal Km 5.

Para Lucia, el deporte le regalo a una gran amiga, “Con mi amiga Naty, nos conocemos desde chiquitas vivíamos en el mismo barrio, jugábamos juntas y desde infantiles que practicamos handball, fuimos creciendo como jugadoras. Nuestro sueño siempre fue poder ganar el provincial de mayores para clasificar al Nacional. Hoy lo veo en mis alumnas su gran amistad, pasión y unión entre ellas, veo reflejado parte de mi vida”.

“Siempre voy a estar agradecida de tener a mi amiga en mi equipo, soy feliz de jugar y vivirlo con ella. Es una persona que admiro por su fortaleza y por ser una gran jugadora que va siempre para adelante, apasionada por el handball y por el Club. Sin dudas lo mejor del deporte son las amistades que te regala”, sentenció la jugadora de Km 5.

La familia un pilar fundamental para cumplir sueños en el deporte

Lucia construyó un camino a través del deporte, y logró cumplir sus sueños junto a su equipo, pero ese equipo principal para que todo esto pueda ser realidad fue su familia. La importancia del acompañamiento contante para la jugadora de Km 5 es fundamental.

“Si principal mi vieja que me llevaba caminando cuando era peque y ahora de grande el apoyo de mi papá que va prácticamente a todos los partidos a verme jugar, y eso a mí hace muy feliz saber que están apoyándome”, señaló.

Tras recordar lo vivido a través del handball expresó, “Los sueños se cumplen, hay que trabajar duro, ser perseverantes y sobre todo pacientes que todo llega, que hay que aspirar a ser mejor cada día, ser autocritico para poder seguir  evolucionando, porque el handball constantemente evoluciona y hay que adaptarse. Ser muy apasionado por lo que uno hace, es la clave de todo para mí”, culminó la jugadora de Municipal Km 5.

Trayectoria deportiva

  • Neuquén Nacional “C” Cat. Mayores siendo juveniles 2013
  • Cipoletti Nacional “B” cat. Cadetes 5to puesto 2013
  • Bahia Blanca Nacional “B” Cat. Juveniles 3 er puesto 2013
  • Bahia Blanca Nacional “B” Cat. Juveniles 4to puesto 2014
  • Trelew Nacional “A” Cat. Juveniles (invitadas) 2014
  • Rosario Nacional “C” Cat. Juveniles campeonas 2015
  • Chapadmalal Nacional “D” Cat. Mayores 3er puesto 2017
  • Caleta Olivia Regional “C” cat. Mayores Campeonas 2019
  • Mendoza Nacional “A” Cat. Mayores 8vo puesto 2021

Refuerzo

  • Alta gracia Córdoba Nacional “A” con Nueva Generación Cat. Juveniles 2015
  • Comodoro Rivadavia Nacional “A” con Cumehue Cat. Mayores 2016
  • Bariloche Nacional “C” con Cumehue Cat. Mayores 2do puesto 2016

Selección Chubut

  • 1era vez en cat. Cadetes 2012
  • Juveniles, junior
  • Selección de Chubut cat. Mayores 3er puesto 2019