A dos toques

No ataja nunca pero es un héroe: Quién es el “arquero bailarín” de Australia que dejó sin Mundial a Perú

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

Andrew Redmayne es un personaje que no pasa inadvertido. Tiene un carisma edificado sobre el porte, el aspecto y el carácter que lo acompañan. De barba prominente, con 1,94 metro de altura, el arquero bailarín tuvo una Australia a actuación heroica en el Repechaje contra Perú, que le permitió al seleccionado oceánico clasificarse al Mundial de Qatar 2022 y pensar ahora en dar el batacazo contra Argentina, en octavos de final.

Redmayne no es el arquero titular, sino que es el arma que el entrenador australiano Graham Arnold tiene a mano ante una eventual definición con tiros desde el punto penal.

La situación del arquero es rara: es muy querido en su país, todos lo reconocen, pero tan sólo tiene dos partidos disputados en la Selección de Australia. De hecho, la mayoría de los encuentros jugados en los Socceroos fueron vistiendo las camisetas de los equipos juveniles.

Más allá de los partidos jugados, sin dudas su intervención en el partido ante Perú será recordada por siempre, ya que permitió que Australia llegara a la disputa de su quinto Mundial de forma consecutiva y el sexto en su historia, desde la primera participación de los oceánicos en Alemania 1974.

 

Nacido el 13 de enero de 1989, Andrew Redmayne ataja en Sydney FC de la liga de Australia y siempre jugó en el fútbol de su país. Debutó en el A.I.S., luego pasó por el Central Coast, Brisbane Roar, Melbourne Heart, Melbourne City, Western Sydney y ahora es el dueño del arco del conjunto de Sydney.

Amante del surf, tiene sólo tres partidos disputados con la selección australiana, entre ellos el que le tocó intervenir contra Perú. Su mayor recorrido fue en los juveniles, con dos partidos en la Sub 23 y 25 en la Sub 20.

Historias PDC

A dos toques