“No podemos poner una guardería”, dijo la representante de la Asociación Femenina de Futsal sobre la denuncia

Beatríz Neira es la representante de la Asociación Femenina de Futsal de Comodoro. En diálogo con PDC se refirió a la denuncia que realizó la jugadora Micaela Pérez, quien afirmó que no dejaron ingresar a su hija a la cancha. “Ellos sabían desde un principio que no pueden llevar a nadie”, comentó.

“No podemos poner una guardería”, dijo la representante de la Asociación Femenina de Futsal sobre la denuncia

Micaela Pérez  es  una jugadora de fútbol de Comodoro Rivadavia que decidió contar el lamentable hecho que le ocurrió junto a su hija, cuando se disponía a participar de un torneo organizado por la Asociación de Fútbol Femenino. En el ingreso le impidieron que la menor pase y como opción, le ofrecieron que se quede en el hall sola, sin poder ver a su mamá jugar.

Pasta de Campeón se comunicó con Beatriz Neira, quien es la cabeza de la Asociacion Femenina de Futsal comodorense para consultarle por este suceso. “No sé qué le paso a esta chica que esta tan enojada, cuando comenzó el torneo nosotros avisamos en el grupo que están los delegados que nos informaron que no puede ir público porque no hay espacios, no hay tribunas, solo un escenario, por lo tanto pueden entrar cuerpo técnico y jugadoras”, relató.

Ellos sabían desde un principio que no pueden llevar a nadie

“Ellos sabían desde un principio que no pueden llevar a nadie y no es algo que la asociación lo impuso sino que desde el Ente nos dijeron eso, si le llega a pasar algo a el chico o la chica es responsabilidad nuestra”, explicó.

Pérez había relatado el momento que vivió cuando intentó ingresar acompañada con su hija a participar de un torneo que se realizaba en el gimnasio de una escuela. Afirmó que le dijeron que la nena podría esperar en el hall de entrada "sentada con frío y sin que nadie la cuide".

“Nosotros no tenemos por qué poner una guardería, esto estaba estipulado desde el principio, si la mama llevo a la nena y le dijeron que no podía ingresar es responsabilidad de ella haber dejado la nena ahí, se tenía que haber retirado y llevarse a la nena. Cobramos entrada porque en todos los eventos se cobra entrada, creo que la mama se enojó y está equivocada. Ella tenía que haber actuado de otra manera”,  relató Neira.