Riquelme quiere un súper Boca para ganar la Libertadores 2022

Con la posible llegada de Benedetto, Riquelme piensa en un súper Boca para el 2022. El gran objetivo es la Copa Libertadores, el certamen que deslumbró al 10 en toda su carrera.

Publicado el martes 4 de enero de 2022
Riquelme quiere un súper Boca para ganar la Libertadores 2022

Riquelme sabe lo que necesita un equipo para pelear en todos los frentes: recambio y jerarquía. Por esa razón, piensa en un súper Boca Juniors para este 2022.

Según publicó el sitio BolaVip, su idea sería mantener a  Agustín Rossi en el arco y buscar un suplente. En la mira estaría el arquero de Los Andes Leandro Brey.

Los laterales estarían cubiertos con dos internacionales como Fabra y Advíncula, junto a juveniles en ambas bandas de gran proyección como Eros Mancuso, Marcelo Weigandt, Valentín Barco y Agustín Sandez. En la zaga central están en tanto Carlos Izquierdoz y Marcos Rojo, quienes en principio no podrán disputar la fase de grupo de la Libertadores, por ende los reemplazantes serían Gastón Ávila y Lisandro López. En ese punto, Riquelme quiere sumar otro nombre. Podría ser Sergio Barreto, Lautaro Gianetti y Nicolás Figal.

En el mediocampo hay varios nombres con peso propio como Juan Ramírez, Esteban Rolón, y Jorman Campuzano en la contención. A ese pelotón se suma Agustín Almendra, clave para el funcionamiento del equipo de Battaglia. Además podría incorporarse Pol Fernández, aunque esto depende de la salida de Cristian Pavón. Y también podría llegar Agustín Cabobbio, desde Peñarol. A esa lista se suman los juveniles Alan Varela, Cristian Medina, Equi Fernández y Aaron Molinas.

La delantera sería la zona más afectada. La dirigencia apunta a la llegada de Dario Benedetto y Ángel Romero.  Facundo Farías de Colón es otro de los nombres en carpeta y aún resta bien la posible salida de Pavón y Villa, quienes no continuarían en el club.

De esta forma, Eduardo Salvio se convierte en la tercera opción en ataque, mientras que Exequiel Zeballos y Luis Vázquez podrían sumar minutos al igual que Briasco y Orsini, muy diferente a lo que sucede con Bou, Ábila y Retegui, quienes se irián a préstamo.