Falta y doble

Dio casi 30 vueltas al mundo: El “bala” de Gimnasia, la reliquia de la Liga Nacional

Casi 20 años acompañó al “Verde” de norte a sur y de este a oeste en los que recorrió –según cuentan más de un minllón y medio de kilómetros, para un transporte ex interno de una empresa comodorense el cual hoy ex basquetbolistas profesionales y ex juveniles de diferentes épocas rememoran desde las redes sociales, con un gran protagonista: El “Yaca” Ingram como histórico chofer.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Foto: GyECR

En la década de los 80 “nacería” este innovador colectivo, el cual en los años 90 el club Gimnasia y Esgrima comenzó a usar y fue bautizado como el “bala” que recorrió un millón de kilómetros, lo que serían aproximadamente 30 vueltas al mundo.

No era otro que un llamativo transporte, originalmente llamado “Bala Bus” construido en Necochea, adaptado para los planteles del “mens-sana”. Un bus Scania modelo 88, que se trató de un ex interno, el 112 de la recordada Empresa de Transportes El Tordillo.

“Tenía 12 camas, 2 baños, 2 televisores y mesa de cartas y mates”, así lo presenta la publicación del Club Gimnasia y Esgrima de Comodoro en sus redes sociales.

Arnold “Yaca” Ingram, histórico colaborador del “Verde” y chofer del “Bala”. Foto: GyECR

Además de lo que fue llamativo como transporte por sus formas y lo que contaba en su interior, el “Bala” tenía a su chofer histórico que fue Arnold “Yaca” Ingram.

“Se construyó para hacer el tramo Buenos Aires-Mar del Plata más rápido, aunque como implementaron el límite de velocidad terminó cumpliendo otra función”, había contado el querido e histórico responsable del Scania.

Ingram viajó al comando del colectivo por 1.234.000 millón de kilómetros en 20 años, aunque según él, cuando fueron a hacerle el motor había superado el millón y medio de kilómetros por las rutas argentinas.

Unas 12 camas de dos metros equipadas con sábanas y frazadas, más 14 butacas, una cocina con cafetera y juguera incluida, dos baños, una mesa y dos televisores con DVD indicó este querido colaborador del club.

“Una vez el [Esteban] ´Gallo´ Pérez me lo robó y se escapó del estacionamiento del Socios Fundadores con todo el equipo de Libertad arriba. Yo tenía que llevarlos hasta el hotel, pero me bajé a buscar algo que me había olvidado y cuando volví el micro se estaba yendo”, le contó Ingram al recordado Miguel Romano de La Nación.

Ingram, simpático y sonriente alguna vez también contó que en un cruce caminero en las rutas argentina un policía lo frenó y le consultó: “¿De dónde viene con esto, de la Luna?”.

El “Bala” también supo trasladar a la Comisión de Actividades Infantiles en su paso por la “B” Nacional durante dos temporadas en la que el “Azurro” lo alquilaba.

El “Bus Bala” transportó a la CAI en su camino en la B Nacional

Aún con el equipo apagado, el “Bala” sigue siendo una institución para los amantes del básquet de Gimnasia y Esgrima y recordado por los comodorenses y aficionados del básquet y ciudadanos que veían en las rutas argentinas recorrer kilómetros a un colectivo llamativo que trasladaba las ilusiones de un equipo histórico de la Liga Nacional de Básquet, como lo es el “Verde” en sus 34 campañas.

Historias PDC

Otros deportes