A dos toques

Néstor Ortigoza fue condenando a dos años y dos meses de prisión

El futbolista de San Lorenzo fue hallado culpable de amenazas coactivas proferidas contra un ex jefe de seguridad del plantel.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

El volante de San Lorenzo Néstor Ortigoza fue condenado a dos años y dos meses de prisión de ejecución condicional, debido a que fue hallado culpable de haber proferido amenazas coactivas contra un ex jefe de seguridad del plantel, en 2015. La sentencia fue emitida por el Juzgado Correccional 2 de los Tribunales de Morón, provincia de Buenos Aires.

El juicio se había iniciado el 3 de septiembre y se cerró este martes con la sentencia de dos años y dos meses de prisión condicional para el jugador, además del pago de las costas procesales.

El hecho juzgado ocurrió el 15 de julio de 2015, “cerca de las 13.30 horas, en la arteria Del Mangrullo número 750 de la localidad de Villa Udaondo, partido de Ituzaingó, provincia de Buenos Aires”.

La Justicia determinó que Ortigoza amenazó a Mauricio Argañaraz, entonces jefe de seguridad del plantel profesional del Ciclón y a quien en teoría el jugador le había dado dinero para el pago de las patentes de su auto particular.

Durante dos períodos, entre 2007 y 2010 y entre 2012 y 2015, Argañarás empleado de seguridad de San Lorenzo y ayudó a Ortigoza en los trámites por una deuda de patentes de un auto del volante creativo le había vendido a su compañero de equipo Matías Catalán.

Tras la sentencia, y según informaron fuentes de San Lorenzo, los abogados del volante nacionalizado paraguayo se comunicaron con los dirigentes del club y les adelantaron que presentarán una apelación.

“El vínculo del jugador con el club seguirá sosteniéndose con normalidad porque no lo afecta en su relación contractual ni en los entrenamientos diarios”, explicaron fuentes de la institución de Boedo.

Historias PDC

A dos toques