A dos toques

Raúl Pierangeli, el dirigente con más años al frente de la Liga de Fútbol de Comodoro, asegura antes de la final: “tenemos con qué salir campeones del Mundo”

A sus 92 años ha marcado un hito en la historia del fútbol comodorense al estar 37 años al frente de la “casa del fútbol”, pero además fue Intendente de la ciudad en el periodo de 1991 a 1995. “Al fútbol le debo todo”, confesó el cordobés que se llegó a la capital del petróleo para trabajar como abogado, donde formó parte de la creación del Colegio Público.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

Por Carlos Alvarez

Raúl Pierángeli habla a sus 92 años con una lucidez envidiable. El ex intendente de Comodoro Rivadavia (1991-1995) y ex presidente de la Liga de Fútbol en el periodo más extenso que va de 1971 a 2005, habla de fútbol  con fechas exactas, y recuerda hechos de mundiales pasados con una memoria intacta.

Su vida gira en torno al fútbol en su Río Cuarto natal donde asegura que gracias a la redonda pudo estudiar y graduarse como abogado, pero además dio varias vueltas olímpicas en las sierras cordobesas.

Durante su extensa trayectoria en la Liga de Fútbol vino Julio Grondona, y también Diego Armando Maradona pisó el viejo estadio de YPF con César Luis Menotti como DT y acompañado de viejas glorias como el “Tolo” Gallego, Daniel Passarela y Ramón Díaz entre tantos otros.

Pierángeli recibió a Pasta de Campeón en su casa en el centro de la ciudad para charlar de cómo vive el Mundial de Qatar, donde hoy la Selección Argentina que dirige Lionel Scaloni buscará la tercera copa del mundo frente a Francia, pero también para recordar sus inicios como jugador en su Estudiantes de Río Cuarto natal, de su llegada a Comodoro, y también de cómo llegó a ser presidente de la Liga de Fútbol tantos años, de su amistad con Julio Grondona y su paso por la intendencia de la ciudad en el período 1991-1995 a lo que afirma al pasar “me arrepiento de haber participado en política”.

Decir que Raúl Pierángeli es el “Grondona del fútbol comodorense” suena fuerte, pero se entiende un poco el sentido de la frase al comparar el tiempo que estuvieron al frente de la Liga de Fútbol y de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino), respectivamente.

“Yo entro en la AFA antes que Julio Grondona, en el año 71. Yo entro porque había una reunión que se hizo en Buenos Aires de Ligas del interior. Ahí salió la posibilidad de armar los torneos del interior del país”, afirma en el comienzo de un relato que casi es un monólogo. Habla con una tranquilidad y una exactitud en las fechas, que da temor a interrumpirlo para que no se pierda el hilo del relato.

Mientras su señora Nancy prepara el primer café de la charla, Raúl acota que “la AFA estaba intervenida en ese momento, y lo habían designado interinamente al presidente de Boca, que era abogado. Ahí, las ligas del Interior designaron a un representante. Y ahí se comienza a charlar de los estatutos para las Ligas del Interior, antes se manejaba con un ‘porteño’, y hacían lo que ellos querían. Nosotros teníamos un representante que llamaba de vez en cuando a la Liga de acá por teléfono para decir lo que se iba a hacer, pero cuando fuimos allá dijimos que queríamos tener voz y voto. Nosotros queríamos participar en el armado de un torneo con cien ligas”, remarcó el histórico dirigente.

En ese entonces, el presidente de Banfield fue uno de los que más  apoyó a los clubes del Interior, y empezaron a realizar reuniones, viajan dos veces por mes y ahí se armaron los estatutos con el presidente de AFA, y salió un torneo donde el país estaba dividido en cinco zonas, donde el ganador iba a integrar un certamen que AFA iba a hacer uno con dos zonas. Los del norte y los del sur. “Ahí fue la pelea fuerte. Querían meternos con Bahía Blanca. Ahí levantamos la mano enseguida, es Buenos Aires. Y se armó la discusión”, confiesa con una sonrisa mientras con su mano izquierda tapa la azucarera que esta sobre la mesa.

Afirma sin titubear que en abril del 75 se aprobaron los estatutos, y asegura que aún conserva entre sus cosas do copias guardadas de eso. “Ahí se designaron las zonas, y después sale la primera reunión donde se designan a dos representantes por zonas, por liga capitalina y otra por liga del interior más dos de AFA. Ese primer torneo que se hizo lo ganó Huracán e intervino en el torneo de AFA, y ahí quedaron las bases. Al año siguiente ya se había sumado Trelew a competir”, subrayó.

LOS INICIOS EN ESTUDIANTES DE RIO CUARTO, CON DOS TITULOS EN LA ESPALDA

De las fotos que hay sobre la mesa, hay dos de equipos de fútbol. Raúl habla como si uno supiera su pasado como futbolista, donde comenzó su pasión y empezó todo. “Yo al fútbol le debo todo. Estábamos en el campo viviendo, y íbamos a la ciudad con mi papá. Comencé a jugar en Estudiantes y cuando empecé a estudiar abogacía ellos me consiguieron trabajo en Tribunales. Después pase a Universitario de Córdoba, ellos me consiguieron el pase y jugué también ahí”

Año 1949. Campeón con Estudiantes de Río Cuarto. Raúl Pierángeli en el centro con la pelota en sus manos. (foto archivo de R.Pierángeli)

Pero Raúl Pierángeli no solo disfrutó del exito deportivo en Estudiantes de Río IV donde fue campeón en los años 49 y 55, y luego defendió también los colores de Unión San Vicente en su Córdoba natal, antes de tomar la decisión de venir al sur del Chubut, donde forjó su historia.

El próximo 2 de enero cumplirá 93 años, aunque su esposa acota que en realidad nació el 22 de diciembre de 1930 pero fue inscriptó en el Registro varias semanas después, como era habitual en aquella época cuando uno vivía alejado de las grandes ciudades.

LA VISITA DE JULIO GRONDONA A LA CAPITAL PETROLERA 

Mientras la charla transcurre, su esposa trae del baúl de los recuerdos cinco fotos en blanco y negro. La primera que agarra Raúl y la comenta es la que está sentado en el recinto de la Liga de Fútbol de Comodoro junto a Julio Grondona. En la imagen aparece con Jorge Domingo Propato (Vicepresidente 1ro del Consejo Federal) y  José Alberto Camino (Secretario del Consejo Federal).

“Nosotros con Julio (Grondona) éramos amigos. De tantas reuniones en la AFA se formó una amistad. La visita a Comodoro se dio en noviembre de 1984 y fue en una reunión de presidentes de Ligas de la Patagonia Austral en la Liga de Comodoro. Fue un hecho histórico”, afirma mientras busca la siguiente foto.

Raúl Pierángeli – tercero de la izquierda – en la reunión de presidentes de Ligas de la Patagonia Austral en la Liga de Comodoro, junto a Julio Grondona. (foto archivo de R.Pierángeli)

Antes, en 1979, ya había formado parte de otro evento deportivo que quedó en la memoria colectiva de la ciudad. La visita de la Selección Argentina en 1979 dirigida por César Luis Menotti, que llegó con las figuras de Daniel Passarela, Américo Rubén Gallego, Ramón Díaz y un juvenil enrulado que la tenía la pelota atada en su zurda, y que siete años después le daría una de las últimas alegrías futbolísticas al Argentina, un tal Diego Armando Maradona.

HISTORIA DE MUNDIALES Y PALPITO DE QATAR

Raúl Pierángeli presenció dos mundiales. Estuvo en Alemania 1974 y en Francia 98. También tuvo la posibilidad de presenciar la final en Argentina 1978 pero no quiso. “En el Mundial del 78 lo vivimos de forma muy especial por lo que se vivía en el país. Hubo muchas reuniones, se armó una comisión que habló con el general Videla. El designó a un representante, y si tuve la chance de ir a los partidos finales pero no quise, las regale a las entradas”, recordó.

Sobre la gloria en México 1986, el dirigente asegura que “en el año 86 había otro tipo de equipo. Eran con más experiencia, pero ese equipo no lo armó Bilardo, lo armó Maradona. El primer día aparecen estos jugadores como Pumpido, Giusti, Brown y Passarela. Cuando juegan los partidos finales jugaron Garré, Burruchaga, Clausen, Enrique y arriba jugaba el del Real Madrid, Valdano. En la final jugó con jugadores que metían en toda la cancha”, admitió.

A sus 92 años, y ante la final del mundo entre Argentina y Francia en Qatar, Pierángeli confiesa cómo lo vive. “A mis 92 años lo vivimos con los chicos acá en casa. Gritamos como locos, yo creo que Argentina le falta una pizca para ser campeón. Es difícil llegar tan arriba sin un previo trabajo y si tenés jugadores de jerarquía en todas las líneas. El técnico lo ha manejado muy bien, me parece que le falta algo más. Yo hice una apuesta, que salía segundo, pero ahora después de ver jugar la semifinal a Francia, creo que estamos igualados, me parece que podemos ganar la copa del mundo”, afirmó con una sonrisa.

Entre las fotos que quedan desparramadas sobre la mesa, hay dos con el ex presidente de la Nación, Carlos Saúl Menem. Fueron tomadas en el aeropuerto Enrique Mosconi de Comodoro, cuando el riojano lo recibió en el Tango 01. “Cuando fui intendente, él pasó por acá cuando fue lo del volcán Hudson. Y no fue que yo lo recibí a él acá, no…él me recibió en su Tango 01 y charlamos como dos horas, pero la política es otra cosa. Es algo a lo que fui llevado pero no me gustó”, afirma convencido.

Raúl Pierángeli es el presidente con más años en la Liga de Fútbol de Comodoro Rivadavia, y su paso por la casa del fútbol nadie la puede negar. En la política estuvo solo un mandato al frente de la ciudad en la intendencia en el periodo de 1991 a 1995, pero esa es otra historia de domingo.

En el aeropuerto de Comodoro junto a el ex presidente de la Nación, Carlos Saúl Menem, cuando Pierángeli era intendente de la ciudad. (archivo personal de R.Pierángeli)

Historias PDC

A dos toques